El gobierno municipal de Hialeah enfrenta un desafío creciente: el creciente número de inmigrantes que llegan a la ciudad y es por eso que están considerando pedir ayuda al gobierno federal al respecto.