La Habana continúa colapsando, y así volvió a demostrarse en las últimas horas cuando desde el barrio de San Isidro llegaron reportes de que se había derrumbado un techo, desplomándose dos pisos en un edificio de esa ciudad.