En un emotivo llamamiento en las redes sociales, Claudia Torres, una joven cubana residente en La Habana, ofreció una recompensa de 100 dólares a quien pudiera proporcionar información que conduzca a la recuperación de su querido perro desaparecido en la capital cubana.