La fábrica de cemento Moncada, ubicada en la zona Abel Santamaría de Santiago de Cuba, ha sido objeto de graves acusaciones por parte de trabajadores y sus familiares debido a la mala calidad de los alimentos que allí se sirven.