La policía de Miami arrestó a un cubano acusado de tocar inapropiadamente a un menor en el baño de una iglesia.