La llamada “fuerza médica” de Cuba volvió a estar en exhibición cuando un hombre con una lesión grave que requería cirugía urgente fue enviado a casa sin recibir primeros auxilios en un hospital.