Este domingo, el Ministerio de la Construcción de Cuba agregó a la provincia de Granma a su lista de fracasos en su plan habitacional 2023. Según la prensa oficial, de las 1.636 viviendas previstas en la región, sólo se construyeron 737, el 45%. Las autoridades de Granma insistieron en achacar la resistencia ciudadana al “escaso desarrollo manufacturero” y a los “materiales alternativos”, pero admitieron que el verdadero problema era “la disminución de la oferta de acero y cemento en la región”, productos que no encontraban localmente. .

Sólo 184 (28%) de las 669 casas proyectadas se han construido en el marco del plan de vivienda del estado, supervisado por el ministerio, revelaron los funcionarios. abuela Autoridades provinciales Por su parte, las empresas estatales, que invierten parte de sus ganancias en la construcción de viviendas para los trabajadores, lograron construir 553 (57%) de 965 propuestas.

Finalmente, el subsidio -una asignación de bajo costo de dinero y materiales que hace el Estado a familias en mala situación habitacional- que representó el mayor retraso en Granma y para el cual estaba prevista la construcción de 409 unidades, sólo se cumplió en un 15%. 84 casas incluyendo

Los proyectos de desarrollo local, advierte Tejeda, ni siquiera se han centrado en el uso de materiales “alternativos”.

El coordinador del gobierno provincial, Michel Tejeda Acuña, explicó que además de la falta de cemento y acero, el “limitado” desarrollo de las empresas en la provincia también dificulta la implementación del plan, que explota recursos locales como piedra, madera y arcilla para la construcción. .

Los proyectos de desarrollo local, advirtió Tejeda, no se han centrado en el uso de materiales “alternativos” ni están “en línea” con las capacidades de la región. Sólo uno de estos proyectos, dirigido por particulares con apoyo estatal, parece cumplir la mitad de las expectativas: Porkes, en Bayamo, que fabrica ladrillos de barro.

La producción industrial de ladrillos y tejas por parte de ciudadanos que montan pequeñas empresas, a menudo ilegales, ha abastecido durante años a quienes buscaban materiales baratos que no podían encontrar a través de los canales estatales. La escasez crónica de materiales de construcción ha llevado a muchos a sustituir los bloques por ladrillos, algo a lo que el Estado ha tenido que recurrir ante su propia escasez.

Los alfareros también se convirtieron en proveedores del Ministerio de la Construcción, y la producción artesanal de ladrillos era lo único que iba bien. Pero su contribución no es suficiente. “En Granma se producen unos cinco millones de ladrillos, y se estima aumentar a unos 7 millones, pero se necesitan más de 12 millones anuales para atender las necesidades de la política habitacional”, explicó Tejeda.

La única buena noticia en la provincia llegó del municipio de Pilón, que fue el único que mantuvo su plan habitacional, con una política de “moverse de manera más endógena y no desperdiciar nada”, aunque sustituyendo el cemento por madera. Se entregarán a los damnificados del ciclón las edificaciones cuyo tipo de madera no se especifique. Sin embargo, más allá de las preocupaciones sobre los estándares de vivienda, las autoridades enfatizaron la reducción de costos y celebraron el uso de recursos locales.

En Pinar del Río, destacó el diario oficial, esta estrategia ha permitido que algunos municipios alcancen la meta de construir una vivienda por día. Sin embargo, esto no incluye las instalaciones eléctricas ni otros recursos necesarios para completar las viviendas y que dependen de la distribución nacional. Lo mismo ocurre con la industria de bloques, que en Vuelta Abajo tiene potencial para superar “cuatro o cinco veces” a la industria nacional, pero dependen de la llegada de cemento y agregados. “Es decir, durante mucho tiempo el programa se ha sustentado con recursos que no se reciben en la provincia, y por lo tanto, no aseguran su sostenibilidad”, lamentó el coordinador del gobierno regional, Jesús Nilo Soca.

Los ladrillos de barro, nuevamente, tienen que reemplazar a los bloques. Hasta noviembre pasado, Pinar del Río produjo 800.000 ladrillos. “En 11 meses hemos superado los cinco años de producción”, afirmó Alexis León, director de la Empresa Provincial de Construcción y Mantenimiento Civil. En 2024, se espera que la producción sea de entre 2 y 2,5 millones anuales, añadió.

La arcilla es un recurso que, al estar fácilmente disponible, se utiliza como alternativa para producir muchos materiales.

La arcilla es un recurso que, al estar fácilmente disponible, se utiliza como alternativa para producir muchos materiales. Así, al menos, lo promovió Dalila Díaz Hernández, directora general de Materiales del Ministerio de la Construcción, en una mesa redonda el pasado mes de junio. Al mismo tiempo, anunció que se exportaría mármol cubano, de mayor valor, para “financiar” la construcción de viviendas.

La producción local de materiales es una política implementada por el gobierno a lo largo de los años. Así lo recuerda el periódico abuela, donde se destaca que desde 2010, cuando existían 55 talleres de este tipo, el número ha ascendido a 465 a nivel nacional. Esto significa que más del 80% de los recursos necesarios para una casa se pueden encontrar localmente, pero la realidad muestra lo contrario.

El costo vertiginoso de los materiales de construcción en los últimos años ha hecho que la perspectiva de ser propietario de una casa en Cuba sea poco realista. Incluso con subvenciones, los ciudadanos se quejan a menudo de que no es posible construir muros, ya que sin fondos estatales el coste de las varillas, los bloques o la grava aumenta. Para colmo, estos recursos ya no están disponibles en los patios de materiales (puntos de venta).

Lo mismo ocurre con las empresas y el propio Ministerio de la Construcción, cuyos presupuestos cada vez alcanzan para menos. Un artículo publicado en 2022 por el periódico el atacante El mercado inmobiliario evalúa el potencial de la compra de cartera de viviendas, que con la actual reducción de precios -debido a la gran cantidad de cubanos que abandonan el país- significará ahorros millonarios en material, personal y tiempo para el Estado. . Pero la propuesta cayó en oídos sordos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

su equipo 14Emdio Comprometido con un periodismo serio que refleje la profunda realidad cubana. Gracias por acompañarnos en este largo viaje. Te invitamos a continuar con nuestro apoyo, pero esta vez convirtiéndote en miembro de nuestra revista. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.