La preocupación por el estado de Luis Manuel Otero Alcántara crece día a día, luego de que estuvo varios días fuera de contacto con la prisión de Guanajay, donde permanece injustamente detenido.