Un avión de Alaska Airlines experimentó una emergencia cuando perdió una ventana y parte de la pared lateral durante el vuelo.